sábado, agosto 02, 2008

Presentación de Enrique Vila-Matas en Monterrey


El martes 29 de julio el escritor Enrique Vila-Matas llegó a la ciudad de Monterrey Nuevo León, acompañado del crítico literario Christopher Domínguez Michael, para tener un encuentro con la prensa regiomontana en torno a su nuevo libro, Dietario voluble, a presentarse el miércoles 30, en el Colegio Civil de la Universidad Autónoma Metropolitana, en el marco de la Cátedra Anagrama.



Posteriormente, se llevó a cabo el lanzamiento del Dietario voluble, en exclusiva para la Cátedra Anagrama, libro que estará disponible en España y el resto de América Latina en el mes de septiembre.

De Vila-Matas, dijo Christopher Domínguez durante la presentación:

"...No es fácil para mi abordar el tema de Enrique Vila-Matas y su literatura porque a lo largo de mi vida como crítico literario, de mi existencia de lector, su presencia ha sido muy continua y he establecido con su literatura un diálogo que ya lleva casi 20 años. Esta relación de proximidad a veces dificulta la manera de acercarse. Por eso creo que esta es una oportunidad muy buena, para exigirme a mi mismo una opinión compartida sobre Enrique Vila-Matas. Estamos desde luego ante uno de los grandes escritores europeos de nuestro tiempo. La obra de Vila-Matas es muy extensa, son casi veinte libros y el origen histórico de su literatura es con Historia abreviada de la literatura portátil en 1985. Este libro gustó mucho, sobre todo fuera de España, creo que fuimos los lectores mexicanos, chilenos, argentinos, quienes de inmediato sentimos una relación y una enorme proximidad con un escritor al que llegamos de la mejor manera posible, sin previo aviso, sin ninguna clase de literatura crítica que lo presentase, con una publicidad editorial mínima, la que tienen la mayoría de los libros de los escritores, y la lectura de VM empezó a difundirse sola por el estímulo que logra la literatura que solo crea la literatura realmente memorable, a través de la comunicación y la charla y el paloteo y los consejos que nos hacíamos sus lectores, algunos de ellos en ese entonces jóvenes escritores. Entonces la lectura de VM se volvió como el propio primer libro que escribió, una literatura portátil, desde luego que los libros tienen la ventaja de ser portátiles pero adentro de los libros de VM había una propuesta que por un lado parecía muy nueva y por el otro remitía a fuentes de la tradición literaria española que en aquellos años 80 estaban olvidadas VM lo que proponía era una suerte de conjura de escritores la inmensa mayoría de ellos, formaban parte de la historia de la literatura, como ejemplo, Federico García Lorca y muchos escritores que VM había seleccionado y bautizado a estos escritores portátiles como los escritores shandy’s. Tenían ciertas características, que son las características que la literatura de VM ha conservado: era escritores que podían ir en cualquier momento a cualquier lado, que tenían poco equipaje. Pero esa ligereza de equipaje también tiene qué ver con la literatura de VM. Con la idea de que sus escritores estaban moviéndose con una rapidez enorme, creando una literatura sin los pesos que todavía arrastraba la literatura española, expresamente la de la península. La de VM ha sido una literatura que ya no tenía nada que ver con el realismo social y que no cede a este chantaje de que la literatura debe ser una exaltación del sufrimiento humano o un instrumento que se pretende cada día más exacto de la realidad, de la realidad profana, de aquella realidad que el periodismo, la TV nos vende como si fuera la verdadera realidad…"



Al final del evento, el secretario de cultura de la UANL, Rogelio Villarreal, entregó a Christopher Domínguez y a Enrique Vila-Matas la medalla conmemorativa del 75 aniversario de la universidad regia.




¡No podía faltar la firma de ejemplares!


Aqui, Enrique Vila-Matas posa con José Garza, director de publicaciones de la UANL y Hernando Garza, jefe de prensa.

Oscar David López, poeta regiomontano, siempre en los mejores eventos del Colegio Civil.

1 comentario:

javier moro dijo...

OOHhh Vila- Matas, que lástima que no fui, pero que gran escritor es nuestro ( y digo nuestro, porque lo siento tan próximo a México) Vila-Matas.

Como siempre que envidia, y que gusto querida Pao.

Te mando un beso